ESA MORENA DE RISA CONTAGIOSA, SOY YO.

Mi nombre oficial es María de los Remedios Puerta, así que tuve reinventarlo para que la gente que sólo conoce mis fotografías no pensase que era una abuelita de un pueblo de La Mancha. Así que ahora, soy Remys Door, encantada de saber que, de alguna manera, ya hemos cruzado un saludo.

Nací en el norte de España, vi poco al sol, pasé frío y soñé mucho.

Estudié la carrera de Publicidad y RR.PP. durante cuatro largos años para llegar a la conclusión de que la mejor manera de aprender casi todas las cosas de esta vida es viendo tutoriales de Youtube o haciendo cursos de Hello Creatividad.

La fotografía llegó en un saco de los Reyes Magos gritando mi nombre. Mi hermano mayor jugaba a cabalgar sobre sus billetes verdes y aquellas Navidades se vino arriba y me regaló una Réflex. Recuerdo que aquel frío día de enero me eché a la calle nada más amanecer y comencé a hacerle fotos hasta a las hormigas que se amontonaban en frente de mi calle. Evidentemente, todas salieron desenfocadas, quemadas o demasiado oscuras. Pero... ¡Qué sensación aquella!

Desde entonces, fotografío como respiro: por pura necesidad.

Quiero viajar para fotografiar, y fotografiar para conocer.

A mis 31 años poseo muy pocas cosas, entre ellas estas dos verdades: la primera es que todo en esta vida tiene alma, y la segunda, que tan sólo una cámara de fotos es capaz de demostrarlo.

mujer-paseando-perro-playa.jpg
mujer-blanco-negro.jpg
zapatillas-colores.jpg

“10 COSAS SOBRE MÍ QUE NO SABÍAS”

  1. Uno de mis sueños es ir a un festival de country en algún estado sureño de América y bailar a lo cowgirl. Con gorro y botas, por supuesto.

  2. Cuando me pongo muy nerviosa, tiendo a reírme sin parar. Una vez me echaron de clase porque contagié a todos mis compañeros, y le tuve que explicar a la profe que en realidad, lo estaba pasando fatal.

  3. Duermo abrazando a una almohada siempre.

  4. Vivo enganchada a las redes sociales y a la tecnología en general. Internet es para mí como esa mosca que nos distraía en clase y que nos hacía perder la noción del tiempo. Sólo que aquí hay una plaga de insectos muy interesantes.

  5. Cuando voy por la calle, hablo más con los perros que me cruzo que con las personas.

  6. Espero algún día tener la paciencia necesaria para escribir un libro y para aprender a tocar al menos la canción de “Stand by me” con el ukelele.

  7. Cuando me emociono HABLO MUY ALTO sin darme cuenta. Si me ves hacerlo, pídeme que baje el tono, el resto del mundo te lo agradecerá.

  8. Me divierto mucho con mi soledad.

  9. Me encanta hacer cualquier deporte en la naturaleza y aunque soy muy torpe y siempre estoy a punto de morir, me hace sentirme plena.

  10. Si consigues hacerme llorar de la risa, te conviertes automáticamente en mi mejor amiga/o.