REPORTAJE DE COMUNIÓN EN EL CASTILLO DE OLITE DE NAVARRA

IBAI

A Ibai le encantan los castillos y conocer la historia de las batallas que hubo en tales lugares. Es curioso, y le encanta imaginar mientras pasea por los torreones cómo los guerreros defendían con bravura los colores de su tierra.

Así que jugamos a corretear por el Castillo de Olite mientras me relataba historias de Navarra desde ese mundo mágico e infantil donde todo es más bonito. Poco después, su hermana Saioa, presumida y preciosa como ella sola, quiso participar.

Sus papás se fueron por su lado y yo me quedé con los pequeñajos. Me encanta que me dejen a los niños para mí, creo que hace el trabajo más fácil para ellos y para mí. Porque no tener a nadie observándoles les relaja.

Eso sí, llegué a casa extasiada porque nos recorrimos cada rincón del castillo, subimos escaleras, indagamos en salones perdidos... Buscando yo el mejor escenario, buscando ellos algún tesoro que la historia hubiera dejado para el presente.

Pasen y vean la fuga de los príncipes en el Castillo de Olite: