4000 Islands

Al sur de Laos, haciendo frontera con Camboya, estaba nuestra última parada del viaje. Aquí no había cumbres que escalar, pero la tranquilidad de acurrucarse a orillas del Si Phan Don, sin turistas, y la slow life que envolvía a sus locales, fue un atractivo mayúsculo para nosotras.

Las horas se ahogan en este archipiélago fluvial y ahí mismo nace la vida sin tiempo. Es el paraíso para los que ansían descansar, leer, escribir o simplemente observar en paz cómo fluye la vida rural.