Preboda entre ruinas - Navarra -

Claudia ♡ Guillermo

No se trata de ti, ni de mí. Es más bien una contribución que hacemos al mundo. Tú, porque ahora sonríes hasta a las farolas y les cantas a los que se olvidaron del tacto de una estrofa. Yo, porque ya no les concedo libertad a mis demonios y he cambiado la escala de grises por el verde que acoraza a tus pupilas.

Y eso provoca que el sol sonría más alto y que la tierra gire bailando.

No se trata de ti. Ni de mí. Si no de querernos tanto que el eco de nuestros besos resuene en cada continente, haciendo el mundo un poco más bonito.